Enseñanza Universitaria en línea: MOOC, aprendizaje divergente y creatividad (II)

En el primer cuatrimestre del curso 2012-2013 impartía dos asignaturas de aprendizaje en redes. Algunos alumnos, como suele suceder con algunas tendencias o visiones del aprendizaje que están de vigencia en un momento, insistían sobre lo eficiente que era el “aprendizaje basado en problemas” (ABP o PBL: Problembased learning), además aplicado indiscriminadamente. Les insistía que PBL —tal como lo describe Barrows (1985, 1986 y 1992) y Savery&Duffy (1995)—   era un modelo instruccional útil, como otros modelos constructivistas, en determinadas situaciones o para determinados objetivos de aprendizaje. Y que tenía sentido tenerlo en cuenta en el diseño instruccional en situaciones que se hubiesen determinado como adecuadas mediante el análisis correspondiente. Y que sobre todo poco tenía que ver la “resolución de problemas” como heurística, que es un método para resolver problemas o situaciones problemáticas. Y les insistía que el primero era un modelo que por ejemplo tenia amplias coincidencias con el aprendizaje colaborativo, mientras que el segundo tenía que ver con el “aprendizaje divergente”. Esta idea fue la que me indujo a abordar el problema del “aprendizaje divergente “ y el “aprendizaje lateral en los MOOCs, a partir del infograma de Jordan (2013a). Para obtener tratar este tema, el del aprendizaje divergente y la resolución de problemas utilicé el desarrollo de Pólya (1989) en su obra sobre métodos heurísticos y divergentes, uno de mis temas favoritos, “Cómo plantear y resolver problemas”, de Ed Trillas, en castellano. Sobre el que después volveré.

Lo interesante es, para este caso, la contraposición que se produce entre aprendizaje colaborativo, según frecuentemente se entiende (Fainholc, 2008 p.26), y aprendizaje divergente. La cuestión es intentar eludir cualquier planteamiento de tipo universal, y hacer hincapié en que existen métodos concretos para situaciones, escenarios y actores de aprendizaje distintos y específicos, y que incluso casi ninguna situación admite un método o un tipo de aprendizaje en exclusiva. Ningún tipo de aprendizaje, o el modelo que suministra para describir lo que sucede en una situación de APRENDIZAJE, es válido universalmente

Otra tesis en presencia es que el pensamiento divergente, o lateral, está en la base de la creatividad, y la cuestión de si los MOOCs son compatibles con un aprendizaje que favorezca la creatividad o que la inhiba. Y en qué medida y cuáles son los parámetros cuya variación la favorece.

Por tanto el tema central de esta serie de posts lo constituyen los resultados y las relaciones que hay entre áreas de desarrollo y resultados de la psicología social, y de la psicología del aprendizaje, como son el aprendizaje divergente, heurísticos y creatividad, y lo que puedan favorecer o no a este tipo de aprendizajes y de desarrollos personales los cursos masivos.

Habitualmente se define  Heurística como un saber no científico, pero que se aplica en entornos científicos y que se refiere técnicas basadas en la experiencia para la resolución de problemas, al aprendizaje y al descubrimiento de propiedades o de reglas. Los métodos heurísticos no tienen el valor de la prueba sobre los resultados obtenidos con ellos, tienen más bien el valor dela conjetura o de la “regla de oro”,  ni tienen tampoco la garantía de que la solución que se obtiene es  única ni es la óptima. Este saber se obtiene  frecuentemente mediante la observación, el análisis y el registro, como un conocimiento derivado del estudio de los hábitos de trabajo de los científicos (en ese sentido es un arte, una técnica o un conjunto de procedimientos prácticos o informales)  para resolver problemas. Cada uno de los procedimientos que constituyen ese saber es un heurístico.  Así podemos decir que un heurístico es cada una de las reglas metodológicas, no necesariamente formuladas como enunciados formales, en las que se  propone cómo proceder y cómo evitar dificultades para resolver problemas y conjeturar hipótesis.

Actualmente cuando los métodos de investigación o de creación  son complejos por la gran cantidad de variables que están presentes en los trabajos y estudios, aunque se empleen métodos automatizados para el análisis, tiene cada vez más sentido la heurística por dos razones: Para orientar la búsqueda de soluciones en este tipo de procesos y también cuando la búsqueda exhaustiva es poco práctica porque tiene ramas poco probables o porque conducen a soluciones inviables. Entonces los métodos heurísticos son utilizados para acelerar el proceso de encontrar una solución satisfactoria a través de atajos cognitivos, para aliviar la carga de tomar una decisión. Los ejemplos de este método incluyen el uso de una regla de oro , una conjetura , un juicio intuitivo, el Principio de Parsimonia (Navaja de Occan) o ciertos estereotipos (no sociales) que se forman en el devenir de los trabajos de los investigadores o creativos.

También se considera de forma consensuada  que la heurística es un rasgo propio de los humanos. No es un producto original sino derivado otros procesos como son la creatividad y de lo que se conoce  como pensamiento lateral o pensamiento divergente.

La heurística como disciplina  tiene múltiples vertientes. La reclaman los matemáticos, los especialistas en lógica, los psicólogos, los pedagogos e incluso los filósofos. De hecho puede incluirse en todos esos dominios pues responde a algunos de sus objetivos. Sin embargo quien tiene más experiencia y la ha desarrollado más en la resolución de problemas ha sido Polya y en la enseñanza en la que hay que resolver problemas, de la resolución de problemas. No confundir con el aprendizaje o la enseñanza basada en problemas Hablamos de la enseñanza de las matemáticas en diversos niveles.

Polya ha escrito un importante libro,  How to Solve It, que describe métodos para resolver problemas y elaborar pequeñas demostraciones. Este libro fue publicado en 1945 en la Universidad de Princeton. Existe una traducción de Ed. Trillas de 1965 titulada Cómo plantear y resolver problemas

 Según Pólya (1945)  “La heurística moderna trata de comprender el método que conduce a la solución de problemas, en particular Ias operaciones mentales típicamente útiles en este proceso. Son diversas sus fuentes de información y no se debe descuidar ninguna. Un estudio serio de la heurística debe tener en cuenta el trasfondo tanto lógico, como psicológico; no deben descuidarse las aportaciones al tema hechas por autores tales como Pappus, Descartes, Leibniz y Bolzano, pero debe apegarse más a la experiencia objetiva. Una experiencia que resulta. a la vez de la solución de problemas y de la observación de los métodos del prójimo, constituye la base sobre la cual se construye la heurística.”

Así la heurística tiene su base en la sistematización de la experiencia de resolver problemas a partir de cómo lo hacen los expertos. Para ello da una serie de pautas como son: Cómo analizar el problema, concebir un plan, ejecutar el plan y utilizar técnicas recursivas descomponiendo problemas en problemas similares más sencillos.

En cualquier caso es un saber que se basa en otro: el de los expertos. Y que tiene una naturaleza poco frecuente. También se le conoce como pensamiento lateral (lateral tinquen) en expresión introducida por Edward de Bono (1968) y en el libro Lateral Thinking. A textbook of Creativity (Bono, 1970), que se ha traducido en español como El pensamiento lateral. Manual de creatividad (Bono, 1986):

El pensamiento lógico, selectivo por naturaleza, ha de complementarse con las cualidades creativas del pensamiento lateral. Esta evolución se aprecia ya en el seno de algunas escuelas, aunque la actitud general hacia la creatividad es que constituye algo bueno en sí pero que no puede cultivarse de manera sistemática y que no existen procedimientos específicos prácticos a ese fin. Para salvar este lapso en la enseñanza se ha compuesto este libro, que tiene como tema el pensamiento lateral, o conjunto de procesos destinados al uso dé información de modo que genere ideas creativas mediante una reestructuración perspicaz de los conceptos ya existentes en la mente. El pensamiento lateral puede cultivarse con el estudio y desarrollarse mediante ejercicios prácticos de manera que pueda aplicarse de forma sistemática a la solución de problemas de la vida diaria y profesional. Es posible adquirir habilidad en su uso al igual que se adquiere habilidad en la matemática y en otros campos del saber.

En cualquier caso, el “pensamiento lateral” se ha difundido como paradigma dentro del área de la psicología individual y de la psicología social. Es la forma de pensamiento que está en la génesis de  las ideas que no concuerdan con el patrón de pensamiento habitual. La ventaja de este tipo de pensamiento con respecto a cualquier otro radica en evitar, al evaluar un problema, la inercia que se produce en esos casos producida por ideas comunes o comúnmente aceptadas, que limita las soluciones al problema. El pensamiento lateral ayuda pues a romper con ese esquema rígido de pensar y de formularse las ideas en el aprendizaje, y por consecuencia posibilita obtener ideas creativas e innovadoras. El principio contrario es igualmente cierto, estar en un contexto de ignorancia y de prejuicios o de mediocridad inhibe el pensamiento lateral, divergente, y la creatividad.

Polya y Bono estudian los recursos del pensamiento divergente. Estos recursos empleados en educación, insertos en estrategias y métodos educativos, producen unos aprendizajes distintos, constituyen el aprendizaje divergente. Es un aprendizaje que está en el origen y en la práctica de los estudios de las artes y de los oficios, es común en los talleres de los artistas, de los artesanos y de los científicos e investigadores. En general allí donde se produce creación De esta forma se puede considerar  aprendizaje divergente aquel que utiliza los recursos del pensamiento divergente.

La evaluación por pares, y no por maestros, no propicia esquemas de pensamientos  distintos o alternativos, en ese sentido no favorece pensamiento divergente, sino un pensamiento que se ajusta a los patrones ya aceptados. De esta forma, entre las distintas opciones de evaluación planteadas en nuestro caso,  podríamos establecer una línea de progreso en la evaluación en la medida que ésta favorezca el aprendizaje divergente, es decir en la medida en que la componente de evaluación por pares es menor. De esta forma, si bien no podríamos hablar con propiedad de que se produzca un mayor aprendizaje divergente que dependería de muchos otros factores, sí podemos establecer una línea de progreso de la divergencia en el aprendizaje, que comience en lo que se aprende con los pares, lo que se aprende por uno mismo y lo que se aprende con la ayuda de los expertos, o con la ayuda de los maestros.(Entendiendo por maestros la gente de la que podemos aprender algo, que tiene competencias docentes o alguna expertise propia de un dominio disciplinar):

 divergencia

Si establecemos esa progresión, podemos observar la gráfica 1:

graf1

y proponer una   conjetura: “la culminación de los alumnos en los MOOCs, y por tanto el éxito en el aprendizaje, o al menos un determinado éxito, se produce en mayor grado en la medida que aumenta la divergencia del aprendizaje”. Sin contar los casos en que los contenidos de los MOOCs son conocimientos cuyo aprendizaje es netamente divergente o heurístico.

Aportamos esta idea como una línea de investigación digna de ser tenida en cuenta en futuras investigaciones.

Referencias.-

Barrows, H. S. (1986). A taxonomy of problem‐based learning methods. Medical education20(6), 481-486.

Barrows, H.S. (1985), How to Design a Problem-based Curriculum for the Preclinical Years, New York: Springer.

Barrows, H. S. (1992). The tutorial process. Springfield, IL: Southern Illinois University School of Medicine

Bono, E. D. (1968). New think: the use of lateral thinking in the generation of new ideas. Basic Books.

Bono, E. D. (1970). Lateral Thinking. A Textbook of Creativity. Londres: Ward Lock Educational,[1970].

BONO, E. DE (1986):El pensamiento lateral: manual de creatividad. Editorial Paidós.

Csikszentmihalyi, M. (1996). Creativity: Flow and the psychology of discovery and invention.

Csikszentmihalyi, M. (2009). Creativity: Flow and the Psychology of Discovery and invengtion. Harper Collins.

Csikszentmihalyi, M. (1998). Creatividad: el fluir y la psicología del descubrimiento y la invención. Ed. Paidós.

Jordan, K. (2013a). Synthesising MOOC completion rates. http://moocmoocher.wordpress.com/2013/02/13/synthesising-mooc-completion-rates/

Jordan, K. (2013b). MOOC Completion Rates: The Data.  http://www.katyjordan.com/MOOCproject.html

Fainholc, B. (2008, Diciembre). Modelo tecnológico en línea de Aprendizaje electrónico mixto (o Blended learning) para el desarrollo profesional docente de estudiantes en formación, con énfasis en el trabajo colaborativo virtual. RED, Revista de Educación a Distancia, 21. Recuperado dd/mm/aaaa, de http://www.um.es/ead/red/21/fainholc.pdf.

Pólya, George (1945). How to Solve It. Princeton University Press.

Pólya, G. (1989). Como plantear y resolver problemas Ed. Trillas. (Primera edición 1965)

Savery, J. R., & Duffy, T. M. (1995). Problem based learning: An instructional model and its constructivist framework. Educational technology35(5), 31-38. http://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=mpsHa5f712wC&oi=fnd&pg=PA135&dq=Learning+problems+based&ots=sXibvd9-Kn&sig=hpOSFx18liLSRV8FXqYufDtfF7c.

Thrun, S. y Norvig, P. (2012). Online Introduction to Artificial Intelligence (based on Stanford CS221, Introduction to Artificial Intelligence). Information for students. https://www.ai-class.com/overview.


Un comentario en “Enseñanza Universitaria en línea: MOOC, aprendizaje divergente y creatividad (II)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *